martes, 1 de septiembre de 2009

Adivina, adivinanza... Una de nostalgia, por ejemplo.


¡Vamos a escalar a América! … Yosemite fue la “University of life” en los años 80, con un catalizador mental que fue el “Californian way of life”, donde tomaba cuerpo una comunidad de escaladores que allí vivía preocupada por la competición deportiva, pero también abierta al intercambio de pensamientos entre climbers de todas partes del mundo que acudían al Camp IV (Sunny Side Camp, ¡qué bonito nombre!).



Allí se cultivaba la deportividad como el principio más elevado y sus frutos debían madurar con el sudor compartido en el campo de entrenamiento. Así, con la vista puesta en el desarrollo deportivo, la creatividad y el reconocimiento de nuevas posibilidades eran más importantes que el mero fortalecimiento deportivo. Los estudiantes de esa “Universidad de la vida” consiguieron a través de la síntesis de la energía corporal y espiritual, una explosiva reacción en cadena de nuevos y desconocidos ámbitos de dificultad”.- (Wolfgang Güllich, 1986)

Hoy en día, cuando hablamos de nuevas modalidades deportivas dentro de la escalada (como el psicobloc), ya no nos acordamos de que hubo un momento en el que los escaladores abandonaron pitones, estribos, fisureros, martillos y demás, (o al menos, los desplazaron de sus mochilas) para lanzarse en busca de mayores dificultades y nuevos conceptos de vías en cuanto a la forma de progresar en pared, dejando la escalada artificial como una modalidad bastante diferente a la escalada libre, recién nacida en aquellos años.

El Rotpunkt (Punto rojo) creado por Kurt Albert (quien lo definió como lo que hoy entendemos por encadenar: subir de primero, sin caer y sin reposar en los seguros ni ayudarnos de ellos para subir, a lo que añade que también es encadenar si las cintas están puestas por la dificultad de la vía, por cierto), no deja ninguna duda acerca de lo que significó aquello, dicho en sus propias palabras: Si inventar es sinónimo de crear y descubrir de encontrar, definitivamente el rotpunkt representa el gran descubrimiento de la escalada libre; la forma más natural y honesta de subir por una piedra”.

La época dorada de la escalada se rodeó no sólo de este concepto dogmático, sino que trajo de la mano una verdadera forma de vida, una simbiosis entre el escalador y la roca, la naturaleza y el espíritu, la superación personal y la convivencia social dentro de un deporte que armoniza perfectamente todo esto, porque, como dijo Güllich la escalada significa ser libre”.
Aquellos que, como yo, comenzamos a introducirnos en este “mundo feliz”, envolvente y lleno de magia de la verticalidad a principios de los 90, sentimos más de primera mano, por decirlo de alguna forma, lo que significó todo ese nacimiento de la escalada libre años atrás y, de alguna manera, tratábamos de simularlo en todos los posibles aspectos de la misma: desde la forma de vida, la música, la manera de viajar y estar en contacto con la naturaleza, hasta la forma de vestir o el estilo de escalar de nuestros ídolos. Inolvidables los posters de los grandes escaladores en las paredes de nuestros cuartos: Lynn Hill, Ben Moon, W. Güllich, Catherine Destivelle…. Así podría hacer una lista bastante larga que, ahora que lo pienso, la voy a hacer, pero al final, jeje.
Y vosotros pensaréis, toda esta parrafada ¿para qué? Pues para jugar al juego de las adivinanzas y echarnos unas risas al mismo tiempo. ¿Qué os creíais? ¿Qué me iba a salir la vena nostálgica? Ummm…. Pues sí, un poco sí, porque la verdad, yo no estuve en el Campo IV de Yosemite, ni conocí a todos estos grandes de la escalada, ni tomé cafés con ellos tranquilamente después de escalar, pero… en el fondo, es como si lo hubiera hecho, porque sólo con recordar mis comienzos en la escalada me invade una sensación extraña, nostálgica, y cuando recuerdo las vías de varios largos que he hecho, los compañeros de cordada, lo que sentía como novata al hacer metros y metros hacia el cielo en aquellos tiempos, pienso que mucha de la gente que ahora comienza en este deporte, nunca tendrá “las mismas” sensaciones que los que empezamos hace 17 años o más, y creo que se han perdido algo de ese espíritu mágico de libertad y respeto que es la ESCALADA LIBRE. Ni que decir tiene y todos los sabemos, que hay muchísima gente que entrena en rocódromos y nunca sale a la naturaleza a practicar "su deporte",... me parece algo inaudito.

Bueno, os dejo aquí la adivinanza y no me enrollo más; quiero decir que está permitido “descohonarse” , o sea, libertad ante todo, porque además una de las cosas más lindas de esta vida es la risa y, lo más de lo más, saber reírse de uno mismo y de/con los demás respetuosamente, claro. (La lista que comenté arriba de escaladores está debajo de las fotos).


¿CONOCES A ALGUNO DE LOS/LAS ESCALADORES/AS QUE APARECEN EN LAS FOTOS? Dejad las respuestas en comentarios ¿vale? (Podéis descargarlas para verlas mejor eh!!)












Lista de escaladores de la época ochentera (para aquellos que quieran saber más de estos personajes o no les conozcan, ya sabéis, wikipedia o simplemente, google, xD)
Ben Moon, Jerry Moffat, Stefan Glowacz, Lynn Hill, François Legrand, Wolfgang Güllich, Dan Osman, Jim Bridwell, Alex y Thomas Huber, Tommy Caldwell, John Bachar, Marc Le Menestrel, Kurt Albert, Frederick Nicole, Patrick Edllinger, Todd Skinner, Catherine Destivelle, John Gill (quien introdujo el uso del magnesio y fue pionero en la escalada en bloque o boulder), etc, etc…




8 comentarios:

kpot dijo...

YO QUIERO QUE VUELVAN LAS MALLAS DE COLORES Y ESAS CAMISETAS DE LUNARES!!! Y QUE VUELVA WOLFGANG!!!

mario dijo...

Que buenas las fotos, hay que instaurar el premio al más hortera. Va ganando la camiseta de lunares por lo menos pa mi. Que pena que las fotos viejas esten en diapos si no más de uno se moria de verguenza. A ver quien se anima y pone más pa reirnos un rato.
Un saludo

Alicia dijo...

Jajajaja!!! Seeee, que vuelvan las mallas de coloreeeesss pa marcar los culitos y romperlas cuando uno está gordito, juasss!! Pos no me he reido yo ná en aquella época con los boquetillos en el culete, jajaja...
Yo creo que sí Mario, que la que va ganando en cabeza es la de la camiseta de lunares ¡¡pintados con rotring!! Amos, un lujo de vestimenta, jajaja!!
Pos si queréis lucir palmito en el blog con fotos de la época, ya sabéis, las mandáis al correo del aprietabicho, si queréis con texto incluído, que ya me encargo yo de hacerlas públicas, jeje.
Enga, Saluditos.

armando dijo...

no se,no se,a mi me mola la de las rodilleras y los lunares,seguira estando tan tremenda al dia de hoy?es gypsy climb total

armando dijo...

ah!y por cierto no se si os haceis viejos o k pasa ke esta todo el mundo con nostalgia y se llevan los "remember".el finde del 19,hay prevista una concentracion en Hoces de Vegacervera(LEON),estilo años 80.llevar vuestro disfraz,yo lo llevo puesto siempre!.para mas info:no estamos por decotar asi k 8bnu

Javi Calderón dijo...

Menudas pintas,jajajajajaja. En esa época friquipsicodélica sí que flipaba uno con la escalada.Sí,sí cuando ibamos escalar haciendo autostop con menos dinero que el copete, con un radiocaset escuchando a The Doors, Pink Floid, Zappa..., y con las mallas de licra más fluorescentes y más orteras que hubiera, que incluso les quitaba a mis hermanas mayores. Me acuerdo que tenía un saco de dormir Altus Pradera, tipo papel de fumar, que no servía ni para dormir en la playa en verano pero como era Altus creía que estaba salvado aunque durmiera al raso bajo cero o lloviera.Me acuerdo que tenía un forro polar lleno de boquetes causados por ciertos meteoritos que no abrigaba na de na, pero na, pero como era un forro polar también estaba salvado. Ali siempre iba más preparaita y me hacía regalitos pa que el niño no fuera tan precario.Ojú qué época más cañera.Con 18 años locos. Me acuerdo que me iba al Chorro y escalaba siete u ocho días seguidos y nos daba hasta fiebre y todo el día con la yerbita liados y comiendo espaguetis con muesli y galletas María con leche condensada.jajajajajajaja.Me acuerdo que tenía una maderita chica con una lata de atún pegada en el centro y rodeada de puntillas y entonces le echábamos alcohol de quemar que vendían a granel para calentar la comida y los tesesitos.En esa época hacíamos muchas vías de varios largos y dormías a pie de vía para empezar al amanecer. Què buenos recuerdos joder.Me acuerdo también del ambientazo que había en El Chorro cuando todavía estaba el refu de el Gámez y había conciertitos embrutecidos y cuando se podía acampar en la zona de los naranjos.La verdad es que casi no he parado desde entonces y sigo flipando con este mundo que tanto engancha. Sigo siendo un Yonki de la roca y un fanático sin remedio. Espero que me dure mucho y a seguir apretando como un jabato. No ni na. Por cierto Ali tú que has estado conmigo en todas estas aventurillas y que seguro me tienes mucho cariño, a ver si me pones fotos más favorecedoras que entre caras raras, colmillos y camisetas de lunares me estas dejando que no vea hija mia. Como empiece a buscar fotos con mala idea te vas enterar.

Alicia dijo...

Jojojo, anda que ya os vale, jajaja!! El uno que si la de las rodilleras es gypsi climb total (que lo es síiiii, y además las rodilleras eran para no arañarme las rodillas eh, no para empotrar... fite si escalaba mal juasss!) y el otro de remember total, recordando los 18 añillos, jeje. Pozí bichos, estaba yo algo "remember" cuando escribí el artículito, porque echando un vistazo el otro día a las fotos antiguas me partí el culo y me dije, voy a escanear esto, esto no se puede quedar guardao pa siempre, sobre todo las camisetas de lunares, que desde aquí proclamo ganadoras del supuesto ranking, que era una adivinanza pero weno, y las reivindico para su uso diario, y también reivindico las mallas, oléee!!
Desvelo a los protagonistas, a parte del de la cerveza en la mano, que ya sabréis que es el increíble Kurt Albert:
1.El Maquinilla con Norberto en Cuenca (los de la caja de frutas xD)
2. El Maquinilla tonteando con el Gabi de fondo (que por cierto, si buscais en google El Gran Gabini le vereis haciendo malabares wenisimos y payasadas que te cagas)
3 y 4. Compe en Vitoria con Javi Morales en su época psicodelia total, que estaba wenísimo!!
5 y 6. Javi C. en San Bartolo, con 18 añillos, pa comérselo xD.
7. Alicia en Benaocaz (Veredilla) con mu poquitos años también.
8. Alicia con un año más que la otra... tipo gypsi climb, pero más aún, xd.
9. La grande, grandísima Lynn Hill.
10. El simpático Jim Bridwell en Yosemite.
11. Alicia con el pelito cobre en Benaocaz: año 1997, uff.
En fin, ahí queda eso.
Pa la próxima entrada no pongo na mas que fotos mías que, como véis, he triunfado: SEeeeeee Armando, estoy más tremenda ahoraaaaa !!!
jajajajajaja
Enga Bexotes a tod@s

Gabini Grangabini dijo...

Vaya buenos recuerdos!!!!!... Abrazako!!! A esa buena peña de las peñas!!!!