lunes, 24 de enero de 2011

500 KILÓMETROS DE FANATISMO BAJO CERO

La mayoría de los escaladores y 9 de cada 10 borrachos que salen de un bar sin saber dónde están, han soñado alguna vez con la teletransportación. Nosotros hace tiempo que disfrutamos de algo muy parecido: el Halcón Milenario y su legendaria hipervelocidad. Con este artilugio podemos recorrer distancias enormes en muy poco tiempo, contando además con un sofisticado sistema de sonido intergaláctico en el que se escuchan la mar de bien los discos de Falete y el Carrusel Deportivo. Cosas del piloto.

Asín es que pues, no es de extrañar que nos planteemos ir de Sevilla a Jaén a pasar el día, porque a lo mejor allí no llueve, y quizás, sólo quizás, podamos escalar.

Aquí tenéis a las tres aguerridas marujas cotillas en busca de roca, procurando no mordernos la lengua, no nos fuésemos a envenenar.


Por increíble que parezca, el Halcón Milenario puede saltar al hiperespacio incluso con el peso acumulado de los dos gorditos de delante. La foto es de Gustavo (el gordito de amarillo).


En fin, que nos plantamos en el Planeta Aseituna en un pis pas. Y después de comernos una tostá de la que aún estamos haciendo la digestión, nos fuimos a Reguchillos, donde sólo encontramos una pareja de recios escaladores. No había ni grajos volando bajo. Inquietante, no les parece?.

Después del obligado paseo por el pie de vía viendo el sector y de consultar los croquis (Jaén, Guía de Escalada. Autor: Nestor López), buscamos un sitio donde soltar los bártulos (ancho, muy ancho, para que los gorditos pudieran retozar cómodamente).

Nos pusimos los arneses de mákinas, los gatos de mákinas y todo de mákinas, y empezamos a pulverizar vías como si de cuartosmases se trataran: que si un 6b+ por aquí, que si un 6a+ por allá. Impresionante. Que despliegue de técnica y de fuerza y de frío con su putamadre.


Espectacular imagen de Jacinto en un 6b+/8b de salida difusa con Oº. Ni frío ni calor. Esta también es de Gustavo (el Gordito de amarillo de antes).




Otra toma de Jacinto en un precioso 6a+/7c

Pero nosotros no habíamos ido a luchar contra los elementos, y la nieve nos aplastó sin contemplaciones. Huimos como nenazas ante la tormenta de viento y nieve que se nos vino encima. Bueno, yo no. Yo fui el único que mantuvo la compostura.





Preparando la nave para el despegue

Ante semejante debacle, solo cabía la huida y buscar un sitio seguro en el que ponernos jinchos de comer. Dicho lugar lo encontramos en una apartada galaxia, entre las constelaciones de Jaén y Córdoba. Y aunque nos costó sangre, sudor y lágrimas convencer a sus habitantes de que Gustavo no era peligroso, que no les iba a morder y que lo único que quería eran huevos fritos, al final pudimos disfrutar de una buena comida junto a un buen fuego.

En días así, en los que la mayoría de los mortales no se atreve ni a salir de casa, los auténticos "psicópatas itinerantes" salimos en busca de un trozo de roca seca que llevarnos a las manos. Y aunque esta vez no lo conseguimos, al menos nos llevamos las risas, las historias, las historietas y las viandas, que en realidad, es lo que importa. En definitiva buenos momentos con buenos amigos.

Bueno, si yo encadeno, mejor. Que eso también importa.

Venga chavales, a escalar lo que se pueda y a entrenar para cuando llegue el buen tiempo. Y abrigarse bien, no me salgáis a la calle to despechugaos, que luego me cogéis frío y no apretáis un mojón.

PD: ante el incesante y sorprendente aumento de "amigos que nos siguen", me veo en la obligación de advertirles de que eso no puede ser sano, ni bueno, ni normal, y en cuanto tengan un ratito, a ver si se lo puede mirar un médico. O un veterinario en el caso de Gustavo. O un mecánico en el de Jacinto. Por lo de perder aceite...


Y pa que vean vuesas mercedes que no miento, un video:
video

jueves, 13 de enero de 2011

Vídeo: Sandokina, una ruta espectacular en Desplomilandia. 8a/+ ?. El Chorro-Málaga


Había una vez...... Y hay un lugar en Málaga, en el Valle de Abdalajís, cerquita de El Chorro, llamado Desplomilandia. Allí, Cecilio Jiménez equipó una línea impresionante no hace muchos meses. Su recorrido estaba cantado, por su belleza, y su nombre estaba también casi cantado, por su ubicación. Junto a la "Sandokán" 7c, mítica vía del lugar, nació a su izquierda "Sandokina" del arte del taladro y la vista comercial de este granadino.
La ruta es guapa donde las haya: metros para disfrutar de su realización. Dura, entre 8a y 8a+; con todo tipo de cantos (los buenos por abajo, que hay que aprovechar bien para cuando llegan los malos). Una primera parte no complicada hasta el reposo, cantado también y que todo el mundo aprovecha. Una segunda parte con pasos finos, largos, super-guapos, con su ambiente, como debe ser. Y una última parte, la salida, con pasos de bloque, para dejar fluir la imaginación a todo aquel que por allí pase. Y no podía faltar un final con lance. Espectacular.
.
Si encima añades a todo esto una puesta de sol de invierno, con sus nubes y sus destellos... ahí hay un momento mágico para vivir... Ya lo decía la BSO.... "Sandokán, Sandokán, es el Sol que la fuerza me da"...
Y para muestra de ello, aquí os dejo mi último parto visual.
Espero que opinéis. La Sandokina merece algún que otro comentario por parte de sus amantes trepadores. También estaría bien concretar sobre el grado, sobre todo si alguien la ha hecho a vista o, en cualquier caso, opinad aquellos que lo tengáis claro.
Saluditos a todos, bienvenidos a los nuevos seguidores de este blog y lo dicho, a disfrutar con esos ojazos y esas orejillas.... Sugiero una toalla para secar las palmas de las manos mientras veis el vídeo.
Por cierto, podéis verlo en HD, a 720 p.

lunes, 3 de enero de 2011

AL LADRÓN, AL LADRÓN !!


En este instante la mañana es blanca, del blanco inmaculado de la niebla que ahoga al cielo incoloro. En este instante es ya tres de enero de 2011 y ya he recibido todos los correos posibles e imposibles para felicitarme la entrada del nuevo año. Muchas gracias, no esperaba menos ni tampoco más. Ahora ya se acabó, terminaron los festejos y los brindis, sólo queda un rescoldo navideño en los que viven ilusionados con los regalos de “sus majestades” (quizá sean estas majestades las únicas que haya que escribir con mayúsculas, pero yo, ni eso, que ya me cansé de tanto cambio en la ortografía, que pienso seguir escribiendo las tildes como siempre me enseñaron… que así estaba bien home…).

Ahora lo que toca, para la generalidad, es sacar unos cuantos “juros”, como dice la gitana que vende cabrillas en el mercado de este pueblo, para ir ¡¡¡a por las rebajaaaas!!!

Qué locura. Pues yo, ni eso. No soporto las aglomeraciones, ni la música estridente, ni me produce satisfacción saber que he gastado la mitad de “juros” en algo que costaba el doble después de una hora esperando en una cola… Con lo que gusta en Jerez una cola de gente: para pagar, para el inem, para coger el autobús y tener derecho a asiento… es algo sagrado!!. Si te colocas fuera de la cola eres degradado a la categoría de maleducado cuando menos y apestado cuando más, aunque tu intención verdadera era esperar tu turno, pero no haciendo cola. Así es en esta ciudad, uno colocado detrás del otro, en las demás lo ignoro porque nunca espero en las colas sin necesidad extrema para algo, sólo para pagar la comida que quiero comprar en el super y, eso, porque es irremediable.

Pero lo que me da a mí más coraje del mundo es ver como esperan una cola para hacer una vía en concreto “enmedioelcampo”. Llegas a pie de vía, con un sector repleto de ellas, a cual más guapa y ale, tol mundo quiere hacer la misma vía. -¿Vais a hacerla alguien más después de este chico? -Sí, sí, nosotros vamos ahora y después este guiri con la novia y después Periquito que está acabando de hacer la de al lado… Cawen… Yo me voy, evidentemente, pero hay muchos que hacen cola, hay que joderse. ¡¡ Como para tenerla de proyecto!! Jajajaja…

Y en otro índole de historias pero en la misma onda, es decir, dentro de lo que es la masificación a pie de vía, todo el material revuelto, el de unos y el de otros entremezclados. Gatos iguales que están de moda se arremolinan y confunden, con lo que hasta puede que alguno se contagie de lo del pie de atleta (nunca mejor dicho ¿o peor? ejem). Ahí es donde pasa lo que pasa. Ya te puedes volver loco contando las cintas a última hora que fijo que alguna te falta, puede que te hayan pisado la cámara de fotos o que tu cinch nunca vuelva a su lugar de la mochila. Es más que probable que alguien más haya chupeteado tu botella de agua y se haya zampao tu plátano y tus dátiles, pero… bien merecido lo tienes por hacer cola para una vía.

De todas formas lo que peor llevamos, eso es seguro, es que nos birlen el material y que aquel que trajo poco peso por la cuesta p’arriba, se vaya contentito y cargadito p’abajo… tan cargadito como para tener que dar dos viajes. A mí no me ha pasado nunca, personalmente digo, pero a muchos de mis colegas sí. Creo que la razón es que “soy de barrio chungo”, como decimos los amigos en plan coña y, aún estando en el paso clave de la vía apretando a muerte, suelo echar un ojo, el tercer ojo, encima de la mochila. Un ojo con dientes y zarpas porque, la verdad, ya me lo advirtió con creces el hombre que me fecundó: “No te fíes ni de tu padre”… Pues en eso estoy papá, sigo tu consejo a “piejuntillas”. Por eso no me gustan las colas, por eso me piro a otro muro a escalar donde esté más tranquila y, por eso también, no pienso ir a las rebajas hasta que mi necesidad sea extrema.

Bueno, pues inspirándome en este asunto de los ladrones de material, he compuesto una cansionsilla, un hip-hop con música prestada, pero cuya letra es totalmente de mi propiedad. Y como tengo poca vergüenza, por no decir ninguna, a cantar en público aunque lo haga regu regu, pues lo he grabado como mejor he podido, con poquitos medios pero mucho interés, y he montado un vídeo pa que la acompañe y no esté tan solito el tema.

Sé que parezco seria escribiendo este post, y lo estoy, porque realmente el asunto lo merece. Menudos cabrones los ladrones de las montañas.

Y nada, esto lo dedico (como decíamos en el cole ante el micro del salón de actos) a todos aquellos a los que les robaron material alguna vez, con todo mi cariño y apoyo, con mis mejores deseos para que lo encuentren…, Al ladrón, me refiero y, si es posible, recuperen su material también, aunque la cosa sea difísi, difisi, difisi.

http://vimeo.com/18387367